VIAJAR SIN PLASTICO

By julio 19, 2019Blog

 Vamos a hablar de un tema de actualidad, el consumo de plástico, ¿qué podemos hacer cuando viajamos?, ¿es posible de alguna manera que reduzcamos nuestro consumo durante el recorrido?. Lo cierto es que este artículo es muy interesante recogemos el texto escrito por Carla Llamas publicado por IATI

CONSEJOS PARA VIAJAR SIN PLASTICO

A estas alturas de la película a todos nos ha quedado clara una cosa: el plástico, y especialmente el plástico de un solo uso, es el enemigo. El plástico nos convierte en seres cómodos y despreocupados. Por eso, desde Iati Seguros de Viaje vamos a darle la vuelta a la tortilla y a echarte una mano para que tú también puedas contribuir a la causa y empezar a viajar de forma responsable con estos consejos para viajar sin plástico.

 1.Planifica

El primero de estos consejos para viajar sin plástico es, probablemente, el más importante: planificar. ¿A dónde vas a ir hoy? ¿Qué vas a hacer? ¿Dónde vas a comer? ¿Es posible que generes algún residuo por el camino? Y, de ser así, ¿qué vas a hacer para evitarlo? Respondiendo a todas estas preguntas podrás llevar contigo algunos ítems para evitar residuos de un solo uso.

2.Infórmate

La información es poder. Antes de viajar a un destino, entérate de cómo funcionan algunas cosas para saber a qué te enfrentas. Por ejemplo, antes de viajar a Estados Unidos sabes que el agua del grifo es potable, por lo que puedes llevar tu botella de agua y no tendrás problema para rellenarla. En el caso de Japón, en la mayoría de establecimientos ofrecen palillos de usar y tirar. Así que si vas a viajar a este país puede estar bien llevar unos palillos reutilizables o, lo que es mejor, comprarlos allí y traértelos como souvenir.

No siempre vas a poder evitar todos los residuos, eso está claro. Pero con un poco de información puedes hacer mucho y contribuir a la causa de cuidar el planeta, que es de todos.

3.Crea tu propio kit de viaje sin plástico

Después de planificar e informarse bien, es el momento de crear un kit anti residuos que te resulte cómodo para viajar y que te ayude a viajar sin plástico. Estos son los elementos que nos parecen imprescindibles para reducir residuos sin que tengas que cargar demasiado tu mochila:

  • Cubiertos: en muchísimos países comer en la calle es lo mejor que puedes hacer para probar los sabores de un país. La cultura de la comida callejera es increíble. Este tipo de gastronomía suele servirse en platos de un solo uso y, para comerlo, también te suelen ofrecer cubiertos de usar y tirar. Y porque estés viajando de forma responsable no deberías cortarte a la hora de probar nuevos sabores. Lleva siempre contigo unos cubiertos reutilizables (que pueden ser un tenedor y un cuchillo o simplemente unos palillos chinos, que sirven para todo) y utilízalos cuando los necesites. No pesan nada y son muy prácticos.
  • Pajitas: la frase ‘sin pajita, por favor’ va a ser tu mejor amiga. Porque seamos sinceros, puedes beberte un zumo o un cóctel sin pajita. Pero si realmente te gusta o te gustan los batidos, que son más espesos, lleva siempre tu propia pajita y se acabó el problema. Hay pajitas de bambú, de cristal y de acero inoxidable, tú eliges. Recuerda que las de papel no son una solución porque sigue siendo un residuo de un solo uso. Se destinan muchos recursos a fabricar algo que va a durar apenas unos minutos.
  • Un porta bocadillos: la salvación cuando quieres comprarte un snack sin residuos, un bocadillo o hasta un pedazo de pizza en las calles de Roma. Un porta bocadillos no pesa nada, cabe en cualquier rincón de la maleta, se limpia fácilmente y puedes llevarlo contigo en el bolsillo si te apetece.
  • La botella de agua: una buena botella de agua no puede faltar en cualquier viaje. El mejor material es el acero inoxidable, porque se limpia bien y no deja olores. El vidrio tampoco, pero pesa más, por eso no te lo recomendamos.
  • Una bolsa de tela: otro de los elementos más prácticos a la hora de vivir y viajar sin plástico. Llévala siempre contigo porque no pesa y te puede ayudar a ahorrar mucho plástico de un solo uso.
  1. Y tu neceser sin plástico

¿Sabías que el baño es la zona de la casa donde más plástico acumulamos? Que si champú, que si gel, que si acondicionador, que si una crema para esto, una crema para lo otro, una cuchilla para ti, otra para mi, etc. Y todo esto lo trasladamos al neceser de viaje en forma de mini envases de 100ml. Pues ya va siendo hora de cambiar este hábito. Obviamente no te vamos a recomendar que lo tires todo y corras a la tienda a por nuevos productos sin plástico y jabones a granel. Pero cada vez que se te acabe un producto, intenta sustituirlo por uno nuevo más responsable: intenta que el envase no sea de plástico, que el producto no haya sido testado en animales y que no lleve aceite de palma. Esto es lo que te recomendamos que incluyas en tu neceser para viajar sin plástico:

  • Una pastilla de jabón para cuerpo y otra para el pelo: el jabón sólido es una excelente solución al tema del plástico y a la limitación de 100ml que exigen en el control de seguridad del aeropuerto.
  • Desodorante en cristal o en aluminio: hoy en día existen opciones naturales en envases que se pueden reciclar.
  • Copa menstrual, compresas de tela o ropa interior para la regla: con los cuidados necesarios, una copa menstrual puede durar hasta 10 años. ¿te imaginas cuánto le estás ahorrando a tu bolsillo y al medio ambiente? ¡muchísimo! Son elementos de higiene personal que nos permiten reducir residuos cuando viajamos y en nuestro día a día.
  • Cuchilla de acero inoxidable: práctica, higiénica y cuyo único residuo es la hoja que se tiene que ir cambiando de forma periódica.
  • Cepillo de dientes de bambú: un cambio sencillo porque hoy en día los venden hasta en farmacias. Eso sí, recuerda que la mayoría de cepillos de dientes de bambú no son 100% biodegradables, solo el palo lo es. Las cerdas suelen ser de nylon y tendrás que retirarlas antes de lanzar el cepillo al cubo de la basura orgánica.

 

Recuerda que pasarse a la cosmética y productos de higiene naturales conlleva un tiempo de adaptación. Puede que algunos productos que pruebes al principio no te funcionen. No te frustres porque es un proceso de lo más normal.

5.Di ‘no’

Una de las claves para viajar sin plástico y generar menos residuos es decir que no. Cuando tomas la decisión de vivir de forma coherente con tus ideales y con el medio ambiente, en muchas ocasiones te encontrarás con situaciones en las que tendrás que decir que no. ‘No’ a una actividad, ‘no’ a probar un plato en un mercado cuando no llevas tu kit anti plástico, ‘no’ a algo que es gratis porque viene envasado, etc.

 

¿Qué te ha parecido? ójala se animen muchas persoans a viajr sin plásticos, porque muchos pocos hacen un cambio y ya sabemos que tenemso que cuidar nuestra casa que es …EL MUNDO.

Que no te lo cuenten ¡VIVELO!