INDIA A TODO COLOR

By junio 27, 2019Blog

Los colores es algo que a todo el mundo le llama la atención cuando viaja a India. Las ciudades se llenan de color, acostumbrados a las ciudades occidentales, la vista no alcanza para analizar todo lo que se ve por las calles de India. Desde las telas de los saris a las pinturas de las casas, incluso ciudades enteras que se nombran por un color. Eso es India. Mezcla de color, espiritualidad y calidez que llenan los sentidos.

Jaipur: la ciudad rosa

La ciudad fue construida en estuco rosado para imitar la arenisca. En 1905 el príncipe de Gales visitó Jaipur. Para darle una bienvenida correcta se decidió volver a pintar los edificios de la ciudad de color rosa. Desde entonces, este color se considera un símbolo de la hospitalidad de Jaipur.

El corazón de la ciudad se llama PINK CITY y en él podemos visitar el Hawa Mahal o sus calles y palacios pintados de rosa.

Además, en los últimos tiempos se ha puesto muy de moda gracias a Instagram PATRIKA GATE, la puerta más colorida de la ciudad, para los amantes de la fotografía es un lugar que no te puedes perder.

Jodhpur: la ciudad azul

Esta pequeña ciudad con uno de los fuertes más impresionantes de Rajasthan, es conocida como ciudad azul.

Cuentan que, al principio, las casas de los brahmanes se pintaron de azul para distinguirlas de las del resto de mortales. Se pintaban de azul como la piel de Vishnu o Krishna, azul cielo. Por eso se escogió como distintivo de las casas de los miembros de la casta sacerdotal, la casta más importante de todas. Pero con el tiempo, se fueron pintando de este color más y más casas hasta convertir a Jodhpur en la ciudad azul de La India. Calles estrechas y un impresionante mercado hacen de esta ciudad una visita imprescindible en el viaje a India.

Fuerte Rojo de Delhi y el Fuerte de Agra

Ambos destacan por el rojo de su piedra arenisca, igual que la tumba de Humayun.

El Fuerte rojo de Delhi en la India es uno de los principales lugares de interés turístico de este país. Este enorme complejo que abarca cuarenta y nueve hectáreas fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2007.Simplemente con las vistas exteriores sabemos de donde le viene el nombre. La muralla de esta impresionante fortaleza colorea de rojo todo el entorno.

Igual que el Fuerte de Agra, ejecutado con la misma arenisca, que destaca con el blanco y la claridad del Taj Mahal.

 

El verde de Kerala

Gracias a los backwaters, las palmeras y las plantaciones de té, hacen que este estado lo asociemos al verde. Sumado a los parques naturales que tiene como el de Periyar hace que la naturaleza se desborde en el sur de India, y nos haga reconocer lugares del sur que nada tienen que ver con la parte norte. Cuna del ayurveda y espectaculares lugares donde meditar, practicar yoga y despertar el bienestar del cuerpo y la mente en conexión con la naturaleza. ¡El sur de India ese gran desconocido!

Varanasi y el naranja

Varanasi o Benarés una de las ciudades más espirituales, bañada por el Ganges, el río sagrado. La asociamos al naranja por dos cosas, espectaculares amaneceres y atardeceres en el río, justo en la parte frontal de los ghats, donde la gente se purifica.

Además, es una ciudad famosa por sus cremaciones, el naranja del fuego al anochecer o la invocación al fuego en la celebración diaria del Aarti. Es un enjambre de gente y peregrinos que vienen a esta parte de India a pasar sus últimos días, shadus o santones vestidos de naranja también pasean sus estrechas callejuelas.

Jaisalmer, la ciudad dorada

Jaisalmer o “la ciudad dorada” está situada en medio del desierto de Thar, un fuerte al este de Rajastán, cerca de Pakistán. Es uno de los fuertes habitados que todavía se conservan en India. Hacen que sea un sitio completamente mágico y espectacular.

Rodeada por el desierto, Jaisalmer es una ciudad idílica, casi de cuento, conocida por los diferentes “safaris” por el desierto que puedes realizar allí. Pasear en camello o pasar una noche bajo las estrellas del desierto solo es posible allí. Al entrar en su majestuoso fuerte, muy bien conservado, es como meterse en la máquina del tiempo y retroceder cientos de años atrás.

Udaipur, el blanco.

Udaipur o la ciudad de los lagos es la ciudad de India donde predomina el blanco. El palacio de la ciudad o el hotel de lujo situado en medio del lago Pichola hace que nos hagamos una idea de cómo vivían los marajás.

Además, ha sido el escenario de muchas películas de Bollywood y también de Hollywood como James Bond en Octopussy.

¡Es un lugar tan especial! que cenar en una de sus terrazas no tiene precio.

Vale la pena llenar unos días de nuestra vida con los colores de India.