5 tips para ser una viajera responsable en India. Concepción Baca Bautista

By agosto 29, 2019Blog

En 1950, había 25 millones de turistas extranjeros, y hoy el número anda por 1.400 millones aproximadamente. En 2018 en India, llegaron más de 10 millones de extranjeros y se movieron casi 1.700 millones de indios por su país. Una auténtica barbaridad, ¿eh?

Los beneficios de viajar y de descubrir nuevas culturas son innegables, y sin duda nos acerca más como seres humanos, nos hace compasivos y nos conecta con el planeta y la naturaleza.

Sin embargo, continuar a largo plazo viajando, tal y como lo estamos haciendo, es insostenible. Antiguamente, zarpabas en barco y te pasabas meses navegando, viviendo el presente, con ansias de saber qué te deparará el destino, saboreando con calma cada minuto, y el tiempo de traslado daba bastante igual. Hoy puedes plantarte en la otra punta del mundo en un día.

Viajar empieza y termina en la voluntad personal de hacerlo, tal y como dice el Manifiesto del Viajero Responsable, por lo que es fundamental que seamos nosotras mismas las que viajemos de la manera más sostenible posible.

Por ello, hoy desde The Coco Lab. te traemos 5 recomendaciones al alcance de todos sobre cómo viajar de manera responsable por el fascinante país de la India:

 

1) Utiliza el transporte con cabeza

Ya se sabe que India es uno de los países más contaminados del mundo, y nuestra elección a la hora de movernos de un sitio a otro es clave. No tendría mucho sentido recomendarte visitar el país en bici o en bus porque sea más eco-friendly que un avión (ya sabemos que el tiempo apremia), pero quizás sí que nos podamos organizar bien para hacer un mix que sea un poquito menos contaminante.

Para largas distancias, sin duda nos quedamos con los trenes: además de ser el transporte más respetuoso con el medioambiente (8 vagones equivalen al aforo de 15 autobuses y de 250 a 1.000 coches), te permite vivir una experiencia que no deja a nadie indiferente.

Tip para viajeras que no quieren renunciar a la comodidad: compra un ticket de primera o segunda clase, donde irás la mar de cómoda. Si por el contrario eres una aventurera empedernida y te esperan varias horas en el ferrocarril, atrévete con las camas en sleeper y pasa la noche durmiendo en las literas del tren: respetuoso con el medioambiente, baratito y muy auténtico. Eso sí, no te olvides de los tapones y el antifaz.

Por otro lado, para distancias cortas quédate con los rickshaws eléctricos, cada vez más comunes en India. En el caso de grandes urbes como Delhi, no dejes de utilizar el metro para desplazarte a lo largo de la ciudad, seguro no te imaginabas algo así de moderno entre tanto caos. Por cierto, el último vagón es solo para mujeres, por si te sientes incómoda en los otros (que suelen ir bastante a tope).

Sabemos que andar por India, debido a la falta de aceras, es complicado, y las distancias suelen ser muy largas. Aun así, aprovecha para perderte en los cascos históricos de ciudades como Jodphur, Jaipur o Udaipur a pie o en bici: verás rincones mágicos no recogidos en ninguna guía.

 

2) Los animales no son un medio de transporte

Ni un entretenimiento para turistas, ni un reclamo publicitario, ni un souvenir.

En India, es común ver a elefantes y camellos subir a los castillos a pleno sol, o a monos haciendo las delicias de un grupo de turistas mientras su amo recoge aplausos y algo de dinero. También a veces hay animales salvajes en cautividad que se exhiben en jaulas para atraer turistas; tú pasa de largo y no consumas en ese local. Aunque en India son menos comunes, tampoco contrates carros de caballos o paseos en burro para desplazarte.

Lleva cuidado con los centros que se hacen llamar santuarios, orfanatos o centros de conservación: infórmate antes de ir sobre la situación de los animales, y si te decides a visitarlo muy atenta a tu alrededor, porque a veces son una tapadera para atraer turistas. Si te interesa el tema, nosotras te recomendamos la WildlifeSOS de Mathura, muy cerquita de Agra, la ciudad del Taj Mahal. Por último, no compres recuerdos hechos con partes de animales: apuesta más por las fotos, tu diario de viaje, un libro o una artesanía libre de crueldad animal.

Te aconsejamos que te fijes en posibles abusos de animales durante tus vacaciones, no participes de ellos y utilices el poder de las redes sociales para denunciarlo y cambiar su situación.

 

3) Apuesta por los alojamientos indios

India es tradicionalmente un país muy hospitalario, por lo que saben cómo tratar a las mil maravillas al huésped. Aprovecha que tienen el inglés como idioma oficial y es fácil entenderte con ellos para explorar el mundo de las guest houses, o si eres más de hotel, busca habitación en uno local en vez de tirar de las cadenas internacionales que todos conocemos.

Reservando en alojamientos puramente indios, ayudarás a la economía de la zona, promoverás su cultura y descubrirás secretos del país que de otra manera pasarán de largo. Te garantizamos que en muchos de ellos te sentirás cual marahaní, y comerás a las mil maravillas por un precio buenísimo.

 

4) Mide tu huella ecológica

Párate un momento y piensa:

  • ¿Duermes con el aire acondicionado puesto porque está pagado?
  • ¿Te pegas un baño en lugar de una ducha porque no te tienes que preocupar de la factura?
  • ¿Te sirves de más en el buffet del hotel, pero luego tiras la mitad de la comida?
  • ¿Utilizas los amenities de usar y tirar porque te los regalan?

Precisamente porque el turismo es uno de los negocios con más impacto sobre el medioambiente, mantén a ralla tu consumo en todos los ámbitos. Este consejo no solo aplica a India, sino a cualquier país, claro.

Además, ya te contamos en este post algunos consejillos para reducir los plásticos en tu viaje. Échale un ojillo y apunta, que siempre es mejor no generar residuos que tener que reciclarlo. También te proponemos, aparte de reducir tu propio residuo, colaborar en lo posible en la recogida de basura: sabemos que India tiene un problemón con este tema, y que a menudo no hay donde tirar los desechos, pero no caigas en la tentación de utilizar el suelo de vertedero (total, un plástico más, qué más da), e intenta hacer una recogida rápida especialmente en parajes naturales protegidos. Luego podrás tirar la basura donde te alojes, donde seguro hay cubos.

 

5) Tu mejor amigo de viaje: tu teléfono

Los viajes nos permiten sacarle el máximo potencial a nuestro smartphone, así que dale caña y evita ir cargada con papel y otros dispositivos. Aquí puedes ser minimalista al máximo, y llevar en tu teléfono mapas y guías; cámara; reservas de hoteles y transporte, o notas con teléfonos, contactos, e ideas locas que se te ocurran sobre la marcha, etc.

Compra una tarjeta SIM y tendrás cobertura en prácticamente cualquier lado, y tira de datos que son muy baratos. Vivan los viajes sin peso, sin papeles innecesarios, sin residuos electrónicos.

 

En fin, ¿qué te parecen estos consejos? ¿Puedes con ellos, compañera? Algunos suponen un reto mayor que otro, pero entre todas podemos. Cada decisión que tomamos es un acto que tiene el poder de multiplicarse y cambiar el mundo, así que reflexiona e intenta tener el menor impacto que puedas.

Mucho ánimo con la India, que no es un sitio fácil, y empápate de todo lo bueno que tiene, que no te puedes ni imaginar cuánto es. Disfruta a tope y ya nos contarás qué tal todo por el país de las especias, los colores y la mezcla de religiones y lenguas <3